France SPA

Mundo SPA

Razones por la que nuestra piel envejece

La piel envejece, principalmente, porque las células presentes dejan de hacer su función de forma adecuada. “El primer efecto que se produce, como consecuencia, es la falta de producción de colágeno y otras proteínas (elastina y ácido hialurónico) que conforman la estructura principal de la piel. Todo ello va a conllevar una pérdida de elasticidad y luminosidad de forma progresiva”, aclara Javier Pedraz, dermatólogo del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid.

El principal factor externo que provoca envejecimiento en la piel es la exposición solar. De hecho, provoca más signos de envejecimiento que el propio paso del tiempo. Otros factores implicados pueden ser el estrés, la alimentación y la polución.

“La genética influye en todos los aspectos del organismo, incluido el envejecimiento de la piel. En este caso, dado que existen factores externos de gran importancia que también contribuyen -citados anteriormente-, la genética toma un papel secundario, lo cual no quiere decir que no tenga influencia”, prosigue Pedraz.

Alimentación, alcohol y tabaco

Una dieta sana y equilibrada es fundamental para tener una piel sana y joven. Los alimentos más aconsejados para ello, según el especialista en Dermatología, son el agua (o infusiones), los pimientos (vitaminas C y B6 y carotenos), los frutos secos (vitamina E), el pescado azul (ácido graso omega 3) y el chocolate (flavonoides y antioxidantes).

El alcohol y el tabaco son perjudiciales también para la piel. Las bebidas alcohólicas deshidratan la piel, dejándola más expuesta a posibles agresiones externas. El tabaco disminuye el aporte sanguíneo a las células de la piel, favoreciendo su envejecimiento prematuro. “Ambos hábitos son desaconsejados, en general, y también para las personas que quieren tener una piel sana”, subraya Pedraz.

¿Las pieles grasas suelen envejecer más tarde que las secas?

No es exactamente así, pero sí que es cierto que las pieles grasas suelen tender a formar menos arrugas que las secas. Las arrugas son uno de los múltiples signos de envejecimiento, pero existen otros, como la flacidez y la pérdida de luminosidad, que pueden aparecer en ambos tipos de piel”, responde Pedraz.

 

Cuando hay una pérdida de peso acentuada

La pérdida de peso, sobre todo si es pronunciada, puede contribuir a marcar más determinadas arrugas debido a que también se pierde grasa de la piel, que también contribuye (en menor medida que el colágeno o el ácido hialurónico) a dar consistencia y volumen a la piel. Por tanto, al tener menos cantidad de grasa, perdemos volumen en determinadas zonas de la piel, con lo que se marcan las arrugas en mayor medida.

Cremas hidratantes y antiarrugas

Las cremas hidratantes y antiarrugas juegan un papel muy importante para sortear el envejecimiento de la piel, tal y como señala Pedraz. La hidratación de la piel es fundamental para evitar la pérdida de agua y que esté expuesta a factores externos que puedan dañarla con facilidad.

Las cremas antiarrugas son fundamentalmente preventivas (para evitar la formación de arrugas) más que de tratamiento (eliminar la arruga ya establecida). “El principal compuesto tópico que ha demostrado efecto antiarrugas es el ácido retinoico”, indica el dermatólogo.

Pautas para mantener la piel joven el mayor tiempo posible
En palabras de Pedraz, las pautas fundamentales para prolongar la juventud de la piel son:

Evitar, en la medida de lo posible, la exposición solar y si nos vamos a exponer al sol, hacerlo con una protección adecuada.

  • No consumir alcohol ni tabaco.
  • Mantener una dieta equilibrada.
  • Hidratar la piel a diario.
  • Intentar controlar la exposición de la piel a ambientes con gran polución.
  • Procurar evitar el estrés.

Conoce nuestros tratamientos antiedad de Pevonia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *